En español “dépareillé” significa desparejado y ello es debido a que cada paquete contiene tablas de anchos considerables que provienen de una selección de diversos troncos. Aquí la uniformidad de color no es la misma que el modo boule, sin embargo y debido a las características del bosque de borgoña, se logra también una tonalidad muy pareja.